Retratos para el autoconocimiento

    Show all

    Retratos para el autoconocimiento

    Retratos para el autoconocimiento

    Retratos para el autoconocimiento

    ¿Qué es en realidad el retrato? Para mí, es volver a TRA-TARTE de nuevo para tener una visión más profunda y auténtica de uno mismo.

    Inducirte a que bucees en tu interior hasta rescatar tus trazos más olvidados, esa sonrisa de adolescente lleno de entusiasmo, aquella mirada cargada de sueños, la forma de cómo tus manos juegan con tus cabellos, la soltura de tu cuerpo sintiéndose libre…

    Con mi singular manera de trabajar el RE-TRATO, es muy fácil eternizar en un instante cada gesto, esos que te hacen sentir TÚ MISMO y demostrarte que TÚ SER más primigenio sigue intacto en tu interior. Al relajarte tu naturaleza aflora, yo la veo y la capto, la atrapo para que no se escape y nunca más se olvide. Tu tranquilidad, tu felicidad… reflejadas en tu rostro a través de las fotos se convierten en presente continuo.

    Mis técnicas, nada sofisticadas pero no exentas de complejidad, están basadas en mi experiencia y en un don innato que RE-DESCUBRÍ gracias a la constante observación del alma humana, lo demás lo pones TÚ.

    Desde niña siempre me sentí fascinada ante la contemplación de los álbumes familiares, del reflejo de todos aquellas fotos que a través de los tiempos han creado lo que ahora es mi vida, mi Historia.

    Me parecía mágico observar que en un pequeño papel, en un espacio tan reducido se pudieran encerrar, captar esos instantes, esas emociones de toda una historia familiar, de la vida de los protagonistas de esas situaciones. Partiendo de esta idea fui desarrollando toda mi vocación, que desde hace más de veinticuatro años me ha hecho crecer como persona y proporcionar a los demás muchos momentos felices.

    Mis retratos nacen del profundo agradecimiento a todas aquellas personas que han confiado en mi, que han hecho posible que pueda desarrollar esta faceta, la de captar la emoción, el sentimiento; ser capaz de plasmar todo esto creando una imagen bella que despierte los buenos sentimientos, las buenas energías de aquellos que tengan la oportunidad de verlas, de disfrutar, sin olvidar que son una herramienta muy útil para poder extraer su mejor retrato, su mejor instantánea.

    De manera innata y también como consecuencia de mi larga experiencia personal en el mundo de la fotografía y en especial del retrato, consigo, cámara en mano, que la gente se relaje, se abra y que, sin necesidad de buscar, me muestren los aspectos más óptimos que todo retratado tiene por muy ocultos que parezca estar. O incluso, aquellas facetas que está perdiendo o ha perdido y que necesita y desea recuperar.

    Su paz, su alegría, su ilusión, su serenidad, su fuerza, su inocencia; todo aquello que fue, es o desea ser.

    Mi principal herramienta es la voz, que de forma sutil dirige la sesión e induce a estos estados de ánimo, necesarios para el objetivo deseado: sacar lo mejor de uno mismo, su mejor “imagen”. Conseguida mediante la inducción a esa relajación y consciencia del propio cuerpo y, a través de él, de su ser.

    El entorno es otro de los factores más importantes, básicamente utilizo la luz natural y en algunos casos puedo complementar haciendo parte de la sesión utilizando luz continua con focos, fluorescentes, con flash anular o cualquier otra fuente de luz directa o indirecta.

    Buscamos un espacio cómodo y distendido, unas veces una butaca, un sofá, una cama o el sólido suelo tan lleno de posibilidades. Todo esto inducirá a que se produzca este estado propicio para el encuentro.

    Evitamos usar el retoque, sólo hacemos uso de él para minimizar las bolsas de los ojos que las fotos digitales acentúan y las analógicas no lo hacían. El mejor retoque es una buena sonrisa y una mirada clara.

    Otro aspecto importante es la invitación a que se traigan a la sesión todo aquello que les haga sentir más cómodos, más íntimos, como su música favorita, su ropa más favorecedora, sus aromas inspiradores. Todo elegido de tal forma que no distorsione el contacto con uno mismo y la naturalidad que pretendo que siempre esté presente y que es requisito indispensable para el éxito de la sesión.

    Algunas personas, debido a su carácter o ritmo de vida en el trabajo o en la familia, pueden acudir a la sesión muy tensas y estresadas. En estos casos o en los que considere necesario, incorporo una previa sesión de relajación, estudiada para cada persona, para desconectar del pesado “equipaje” que a veces llevamos encima, por no saber elegir el camino correcto a una vida con mayor calidad. Este “pre-calentamiento” muchas veces se transforma en una fiesta en la que acabamos todos bailando y riendo. Las fotografías realizadas bailando son especialmente mágicas, llenas de belleza y armonía. Sin darse cuenta vibran en octava, tal y como lo hace la Tierra.

    Si te gusta la experiencia y quieres ir más allá, donde no recuerdas haber estado, te propongo un plan de continuidad para que esa sonrisa recién estrenada, esa mirada cargada de sueños, ese cuerpo libre de corazas, se quede en ti para siempre.

    He comprobado a lo largo de todos estos años, que las personas al verse en los retratos se reconocen a si mismas “más guapas”, que es en el fondo la respuesta inconsciente que buscan en la sesión. Ellos no lo sabían, pero se recuperaban, se descubrían o les servía de medio para alcanzar los cambios que deseaban realizar en sus vidas. Verse “guapos” les sirve de medio de conocimiento.

    Existe un lugar en Madrid, uno muy especial donde vamos a reconstruirte, donde te enseñaremos las pautas para devolverte la salud de todo tu sistema, tanto físico como emocional y espiritual.

    Con nosotros descubrirías la coherencia perdida a lo largo del camino, donde fueron quedando trozos de ti buscando el amor, la aprobación de los que no te aceptaban tal y como tú eras. Te fragmentaste tantas veces que hoy has olvidado tu verdadera identidad.

    A través de tu RE-TRATO te demostraré que sigues ahí y con la RE-CONSTRUCCION lo recuperarás para siempre.

     

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *